5 cosas que debes saber acerca del comportamiento de los perros

Un informe sobre animales domésticos realizado por la organización GFK en el 2018, reporta que el 56% de la población mundial comparte su vivienda con al menos un animal o una mascota. Si haces parte de esta población o estas buscando para tu familia un integrante peludo, este post es para ti! Aquí encontrarás información sobre el comportamiento de tu mascota y algunos datos que pueden servirte para mejorar tu relación y comunicación con ellos.

PERROS

El perro doméstico, canis lupus familiaris o el can. Es un mamífero carnívoro de la familia de los cánidos, especificamente una subespecie del lobo. Es fiel, social y protector y tiene un gran sentido altruista y de compañerismo, al igual que un olfato y oído supremamente desarrollados. Al igual que los gatos, los perros han coexistido con los humanos por miles de años en diferentes regiones y culturas del mundo, por ende existen cientos de razas, tamaños y personalidades que han ido forjandose al pasar del tiempo y la interacción constante con el humano, con sus quehaceres, hábitos y funciones, el perro es fácilmente el animal que mas se ha adaptado a nuestros estilos de vida y a la modernidad. Pueden servir como animales de compañía, de guardia, como perros de caza o de trabajo, pueden ser pastores o boyeros, incluso rescatistas o guías. Un perro puede ser, sin esfuerzo, uno de los integrantes mas importantes de tu familia.

1. El mejor amigo del hombre?

Sin duda has escuchado esta expresión antes. Sabemos que los perros pueden no solo ser fieles a su amo sino ser una gran compañía para el humano, sirviéndole desde tiempos inmemorables en sus trabajos y cotidianidad. Pueden ser protectores de los niños o incluso del territorio y sus familias. Pero, por qué? Los perros tienen un ancestro en común, el lobo. Han heredado una jerarquía social y un comportamiento social complejos de su antepasado. Son animales que viven en grupo, con un conjunto complejo de comportamientos y funciones que determinan la posición de cada perro en la jerarquía social.

Los perros presentan diversas posturas y otros medios de comunicación no verbal que revelan su estado mental y sus emociones. Estas formas sofisticadas de cognición social y comunicación pueden explicar su adiestrabilidad, su gusto por el juego y su capacidad de integrarse en hogares, familias y situaciones sociales humanas. Estos atributos han contribuido a que los perros creen una relación única con los humanos a pesar de ser predadores potencialmente peligrosos.

2. Lenguaje Corporal

Debido a que los caninos han evolucionado conjuntamente con sus cuidadores por cientos y cientos de años. También lo han hecho sus capacidades para comunicarse y las habilidades para expresar sus emociones. Por medio de la mirada, de gestos y expresiones faciales, posturas corporales, comunicación gustativa (olfato, feromonas y gusto) e incluso vocalización. También los humanos suelen comunicarse con los canes por medio de señas ademanes y vocalización. Sin embargo su rostro y los muscúlos que lo componen, han evolucionado, difiriendo de los lobos, para simular nuestras expresiones faciales y asi poder tener una mayor empatía con los humanos. Los cánidos pueden adoptar diferentes posturas dependiendo de la situación que los rodee y de su estado mental. A continuación encontrarás algunas de las posturas mas representativas y sus significados con el fin de que puedas comprender mejor a tu mascota!

  • Confiado y relajado : Puede mostrar conductas como lamer o morder cariñosamente, saltar y abalanzarse encima de las personas u otros perros, puede mostrar sus dientes, bajar la cabeza y las orejas o tener la mirada tranquila y serena con un moviemiento lento de su cola, sus pupilas pueden estar pequeñas. Rascarse, olfatear, bostezar o lamerse son comportamientos y conductas que ayudan al perro a mantener un estado de relajación y gusto, por lo cual pueden aparecer como inhibidores de la respuesta de estres ante una situacion que les genere ansiedad o perciban amenazante.
  • Estrés o nerviosismo: Como fue mencionado anterioermente, frente a momentos de estres pueden aparecer gestos como bostezos o el lamerse para reducir los niveles de ansiedad que esté causando algún estímulo. También pueden congelar breve o completamente el cuerpo durante unos segundos antes de la respuesta de ataque o huida. Pueden llegar a fruncir el ceño y la mandíbula o esconder la cola entre sus patas traseras. Suelen recurrir a su cuidador o alfa para protección o ayuda. Pueden tener bajos niveles de concentracion en estos momentos al igual que presentar babeo o jadeo excesivo. También es posible ver que el pelaje de su lomo, columna y cola pueden tornarse erectos.
  • Curiosidad: Son animales curiosos por naturaleza, similar a los felinos en este aspecto. Pueden inclinar la cabeza de lado a lado, reparando el estímulo que le causa curiosidad, pueden levantar la pata delantera en una postura vigilante y alerta o cerrar la boca, controlando su respiración y concentrándose en lo que los rodea.
  • Defensivo y Ofensivo: Cuando un perro se siente amenzado y acorralado, recurríra a posturas que mantengan la distancia entre él y la amenza. Puede pararse inflando el pecho, ´con el cuerpo rígido e inclinado hacia adelante, tener la boca tensa y mostrando los dientes en conjunto con gruñidos y ladridos incesantes. Su cola puede verse recta hacia arriba y su mirada fija, al igual que en situacion de estr´és, el pelaje de su lomo y columna pueden verse erizados.
  • Felicidad: Es sin duda su mejor estado de ánimo, su boca puede verse entreabierta, jadeando con la lengua colgando hacia uno de los lados de su ocico. En estos momentos quiere juego y atención, saltará, correrá y se revolcará, su expresión facial denota relajación y puede parpadear rápidamente o mover la cola y cadera de lado a lado. Pueden presenciarse vocalizaciones o gemidos que indiquen afecto e identificacion con sus cuidadores.

3. Lenguaje Vocal

Al igual que las posturas coporales y el lenguaje gestual empleado por los perros, su ladrido y vocalizaciones también pueden brindarnos mucha información sobre las emociones que esta sintiendo el perro y su estado anímico. Existen ladridos para comunicarse, saludarse por ejemplo, manifestar felicidad, rabia o miedo, para amenazar o defender un territorio o su comida.

  • Ladridos de alteración: Son ladridos intensos y graves, de frecuencias bajas, ocurren cuando sucede algo inesperado para el perro, como cuando alguien toca el timbre o se acerca un extraño.
  • Ladridos de soledad o aislamiento: Pueden ser graves o agudos y prolongados. Pueden semejarse a el aullido de un lobo. Suelen ocurrir cuando el can experimenta ansiedad por separación por sus cuidadores o en casos de soledad extrema.
  • Ladridos de juego: Son agudos y hay un mayor número de vocalizaciones y modulaciones de frecuencias, suelen denotar alegría y entusiasmo. Puedes evidenciarlos justo antes de salir a caminar, durante un juego de lanzar objetos o antes de recibir una recompensa como un hueso o una croqueta.
  • Gruñidos: Si bien los ladridos expresan emociones en cuestión del tono, el gruñido difiere en torno a la duración del mismo. Es decir, a mayor duración del gruñido, mayor la tensión y agresión del perro. Si el gruñido se presenta entrecortado, el can puede estar experimentando miedo o ansiedad.

4. Inteligencia

La inteligencia canina se refiere a la capacidad de un perro de procesar la información que recibe a través de sus sentidos para aprender, adaptarse y resolver problemas. Existen ramas de la ciencia que se encargan de estudiar la cognición animal y que actualmente comprenden, que las habilidades cognitivas de los caninos y nuestros mejores amigos del reino animal, han evolucionado gracias a la interacción con nostros y a las utilidades que les hemos dado. Por ejemplo, tienen la habilidad de reconocer un amplio vocabulario, de comandos y de instrucciones. Pueden aprender rutas y consecuencias de manera rápida, identificando peligros o amenazas. Tienen la habilidad de rastrear y perseguir olores, presas u objetos. E incluso se han reportado situaciones en las que los perros se comportan de manera extraña antes de una catástrofe natural, una muerte de un ser querido o incluso ser capaces de detectar enfermedades, virus o infecciones en personas.

Aunque la gran mayoría de perros domésticos son perros de compañia, existe una gran variedad de cargos o de trabajos para los cuales son ideales, dependiendo de su raza y su entrenamiento. Los perros de asistencia ayudan a las personas con discapacidades en tareas cotidianas, como por ejemplo, los perros de movilidad para las personas con movilidad reducida, los perros guía para personas con deficiencias visuales y los perros de escucha para las personas con problemas auditivos. Los perros de terapia representan otra manera de ayudar a los enfermos; visitan personas que no pueden moverse con libertad, como, por ejemplo, la gente mayor que vive en residencias geriátricas o los enfermos ingresados en hospitales, ofreciéndoles diversión y entretenimiento. También se realizan cursos de adiestramiento de perros para prisioneros, como terapia de rehabilitación.

Los perros de búsqueda y rescate detectan el aroma que transportan las células de la piel que caen fuera de los humanos vivos a un ritmo impresionante,​ el sudor que se evapora o los gases respiratorios. Gracias a ello pueden buscar personas desaparecidas, perdidas en tierras salvajes, cubiertas por avalanchas de nieve, enterradas debajo de edificios que se han derrumbado, entre otras situaciones. Los perros para la detección de cadáveres, a diferencia de los perros de búsqueda y rescate, están adiestrados para ignorar el olor de humanos vivos, junto con el aroma animal, y solo buscar el olor de los gases de descomposición liberados por la acción de las bacterias en los tejidos humanos. Estos perros pueden ser usados para encontrar restos humanos relacionados con escenas de crimen, casos de personas desaparecidas y evidencia forense relacionada con escenarios de desastres o escombros. Un tipo específico de perros también es entrenado para localizar restos mortales en el agua.

Los perros pastores son útiles para los ganaderos de todo el mundo para dirigir los rebaños; se utilizan diferentes razas para cada tarea y para vigilarlos. Algunos perros pastores también protegen gansos salvajes en parques o cabras utilizadas para el control de malezas. Los perros pastores se pueden adaptar para controlar cualquier tipo de animal doméstico, o muchos tipos de animales salvajes. En cambio, los perros de caza ayudan a los cazadores a encontrar, rastrear y recuperar las presas. Los perros de trineo, hoy en día se utilizan principalmente en eventos deportivos, aunque en algunos lugares del mundo aún transportan personas y víveres en terreno nevado y difícil. Los canes artísticos, como los perros de circo o los actores caninos, están adiestrados para realizar actos que entretienen al público o contribuyen a las actuaciones artísticas de los humanos.

Los perros de guardia ayudan a proteger la propiedad pública o privada, bien residiendo o bien durante patrullas, con cuerpos militares o con empresas de seguridad. Los perros policía o perros militares son habitualmente adiestrados para rastrear o inmovilizar posibles criminales, hacer detenciones o investigar la escena de un crimen. Algunos incluso están entrenados para cuerpos antiterroristas. Los perros de detección, en cambio, pueden ayudar a detectar sustancias ilegales, bombas, productos químicos y muchas otras sustancias.

5. Socialización

Es el proceso por el cual el animal se relaciona con su entorno, aprende sus reglas, entiende la estructura social, y percibe los límites. Los cachorros a menudo aprenden rápidamente cómo comportarse con otros miembros del grupo, ya sean perros o humanos. Los perros adultos modelan a sus crías mediante correcciones, auditivas o físicas cuando no se comportan de la forma esperada, y con premios si tienen comportamientos aceptables, jugando con ellos, alimentándolos, limpiándolos, etc. Este proceso se da de manera intensa en los primeros meses de vida, donde el cachorro, para tener un adecuado desarrollo, debe tener interacción con otros perros, otros animales, con seres humanos y debe habituarse con sonidos y movimientos del entorno que lo rodea. Este proceso es de suma importancia pues un perro con una socialización adecuada es un perro que tiene las herramientas para enfrentarse a momentos, personas o situaciones inesperadas con mayor tranquilidad y atención. Un perro con una pobre educación y socialización es probable que tenga muchos mas conflictos con su ambiente y le sea mas difícil adaptarse.

Al igual que los humanos, el juego cumple un rol fundamental en los procesos de aprendizaje para los perros. Por medio del juego, es posible establecer relaciones y vínculos en los cuales se transmiten reglas, límites, ritmos y en fin, la socialización como tal. En estas interacciones ocurren los procesos de establecimiento de dominancia, donde el perro se ubica en una jerarquía dentro del grupo y aprende a comportarse acorde a el rol que sus capacidades y habilidades le permiten. Por esta razón es posible percibir habilidades de liderazgo y organización en manadas de perros o incluso en la relación con los humanos. Al igual que otras especies domésticadas, es posible identificar diferentes personalidades en los perros. Dentro de ellas se encuentran: Los juguetones e inquietos, los curiosos y sin miedo, los que tienen una propensión a la agresión y la caza, los socibles y dominantes o los tímidos y audaces. Estos rasgos de personalidad tienen una gran carga genética, sin embargo la educación, las experiencias y la socialización determinarán la personalidad del animal.